Procedimiento de la lubrificación

La lubrificación es hacer que la superficie de la mucosa sea más flexible, esponjosa y resbaladiza. Sus efectos pueden verse en este video de un paciente con parálisis cordal compensada de 10 años de evolución. Al inicio presentaba una buena voz pero escasa onda mucosa y sobreesfuerzo compensatorio. Después de 2 meses de terapia vocal la voz y la función vocal mejoró, pero cómo el paciente vivía a 400 km de nuestro Centro se le prescribió el uso de un lubrificante durante 1 mes. Este fue el resultado.

¿Cómo lubrificarse?

    • Dejando la saliva en la boca y faringe más tiempo de la habitual (3- 5 minutos) mientras se fona a un ritmo 3×3 o hablando o cantando. Al no tragar por un espacio mayor de lo habitual (cada 2 minutos tragamos la saliva) se aumenta la cantidad de saliva y al tener esta mucinas y un pH alto, el efecto lubrificante se realiza de forma correcta. Hay que procurar que la saliva resbale hacia la hipofaringe para que bañe todo esa área. Lo denominamos Lubrificación sin deglución.
  • Se pueden usar lubrificantes con gran efecto surfactante como el gel de pectina (ácido galacturónico). La administración es por vía oral, mezclando la pectina con la saliva, buscando que esta saliva azucarada impregne la mucosa de la faringe y del vestíbulo laríngeo. Tiene más efecto si esta “saliva impectinada” se mantiene en faringe durante varios minutos. El protocolo de su uso es:
    • Introducir en la boca una pequeña cantidad de gel y hacer una pasta mezclándolo con la saliva.
    • Intentar que permanezca la pasta en la parte de atrás de la garganta SIN TRAGARLA. De esta manera, la saliva mezclada con el lubrificante, resbalará hacia la garganta (faringe).
    • Es imprescindible realizar a la vez, una fonación con la vocal /u/ grave y alto volumen, o con la /i/ en glisando (como una sirena) o a boca cerrada con /mmmm/.
    • Mantenerlo varios minutos (3 a 5) para que se impregne bien la boca y la faringe.
    • En caso que la saliva quiera irse a los bronquios, dar un golpe de tos y tragar la mezcla saliva- pectina.
    • Se puede usar varias veces al día, especialmente en los momentos en el que haya que hablar o cantar de forma importante. Nunca antes de dormir.
    • Procurar no beber, ni comer en 30 minutos posteriores a la administración.

Usamos cómo lubrificante el “Gel Oral de Aloe Vera al 25% en  Orobase® “  preparado en una farmacia y prescrito como fórmula magistral.

También se puede obtener un efecto parecido, aunque menos potente, con la manzana natural o la manzana cocida. Después de hacer una pasta con la saliva hay que seguir el mismo procedimiento que antes.

Los lubrificantes orales y faríngeos pueden producir aspiración a vías respiratorias bajas (pulmón) si no se tose cuando la saliva quiera entrar en tráquea- bronquios por lo que no se aconseja hacerlo a personas que sean propensos a las aspiraciones pulmonares, ni a grandes fumadores.

El tratamiento está pautado para una duración de un mes que es el periodo en el que está testado. Si se desea alargar en el tiempo deberá realizar revisiones periódicas con el foniatra o con el orl.